martes, 22 de noviembre de 2011

CALEFACCIÓN

Ya ha comenzado a hacer frío y todos estamos, ya, encendiendo nuestras calefacciones, pero...
¿sabemos utilizarlas?
Todos pensaremos que sí, encendemos el termostato y listo, pero...

¡cómo conseguir el mayor rendimiento de nuestra calefacción al menor coste!


En esta entrada, vamos a daros unas pautas para conseguirlo:

Es muy habitual encender la calefacción y colocar el termostato entre 23 y 24º C, pero ¿necesitamos siempre esta temperatura? 
A lo largo del día, realizamos diferentes actividades en nuestra casa y debemos ir cambiando el termostato según estas actividades. Porque no necesitamos el mismo calor durante la noche, que estamos en la cama cubiertos de mantas, que cuando estamos comiendo, por ejemplo. 

El primer consejo, es colocar el termostato sobre 20 o 21º C; es preferible llevar un jersey en nuestra casa, que no estar en manga corta. Además, cuando salgamos a la calle, el contraste de temperatura no será tan grande.

Segundo, ir adecuando el termostato a las actividades que vayamos realizando:
Si por la mañana, hacemos limpieza del hogar, estamos realizando una actividad física, pues podemos bajar la temperatura de la calefacción.

La VENTILACIÓN de la casa es importante, con unos 10 minutos con las ventanas abiertas es suficiente para que el aire se renueve. Tiempos superiores es derrochar energía, puesto que se pierde calor, se enfrían las paredes y luego es necesario mucha más energía para elevar la temperatura de nuestra casa.
Después podemos subir la temperatura del termostato, cuando realizamos actividades más sedentarias.

Cuando nos vayamos de casa, es importante disminuir la temperatura del termostato, no es necesario tanto calor.
Os recomendamos termostatos programables, así podremos indicarle que media hora antes de llegar a casa suba la temperatura y cuando lleguemos estará todo más calentito. El coste de estos termostatos es mayor, pero a la larga se ahorra dinero.

Durante la noche, podéis apagar la calefacción o colocar el termostato a unos 15 o 16ºC, esto ya es cuestión de cada uno, según lo friolero que seas.

Después de los consejos técnicos, un consejo personal....
Las mantitas de sofá
Cuando veamos la televisión, el gasto energético es mímino y necesitamos más calor, estás mantas son de lo más agradables y al estar tapaditos la sensación térmica es todavía mayor.

Espero que estos consejos os sean de utilidad.

Besos,

LUZULA

4 comentarios:

  1. Hola Chus,
    Me alegra que te gusten mis consejos y espero que te sirvan de ayuda...
    Besos,
    LUZULA

    ResponderEliminar
  2. Hola Luzula!
    Acabo de leer tu comentario del Tocado y es posible, si quieres mándame un mail y te comento un poco mejor^^
    Aprovechate que hasta fin de mes no hay gastos de envio nacionales! ^^
    Un abrazo Mer

    ResponderEliminar

Seguidores

Sigue el blog através de tu mail